¿Tiene calzas negras o de plata y quisiera cambiarlas por algo más estético? ¿Está su muela afectada por una caries leve o moderada? ¿Está agrietada, fracturada o presenta un daño que aun no es tan severo como para requerir una corona dental?

¡Si su respuesta es «si» entonces las incrustaciones dentales puede llegar a ser parte de su tratamiento para poder cumplir con sus expectativas! Recuerde que para ser un candidato para incrustaciones de porcelana, sus dientes deben tener con un mínimo de un 60% de su estructura original presente y sana.